sábado, 14 de marzo de 2015

FIBROMIALGIA... Un cerebro NORMAL, tomografía NORMAL, pero nos dice: AHÍ DUELE!


El cerebro es una estructura predictiva,interpretativa, continuamente está construyendo una teoría global sobre lo vivido y lo que se va a vivir a continuación. En esa construcción, el dolor es una de sus muchas predicciones y, como estamos comprobando, en ocasiones no es la acertada.
Sentir sed, hambre o cansancio no quiere decir automáticamente que nuestro organismo necesite bebida, alimento o reposo.
Con los datos, experiencia y cultura adquirida a lo largo de la vida, el cerebro interpreta la situación y actúa en consecuencia.
Cuando a alguien aquejado de jaqueca, migrañas o fibromialgia le duele la cabeza, no existe un daño, una amenaza de nocividad que la justifique. No nos encontramos ante una enfermedad puesto que no hay nada “enfermo”, no hay necrosis, las pruebas dan negativo, en la consulta te dicen que no tienes nada… el dolor no debería estar ahí.
Somos víctimas de una obstinación de nuestro cerebro equivocado y temeroso que además crece alimentándose de factores culturales, de malos hábitos adquiridos y del desconocimiento de nuestros propios mecanismos cerebrales.
Sin embargo hay que saber que puede que una condición genética no identificada haga que las respuestas cerebrales a lo trivial sean excesivas, paroxísticas, casi epilépticas, desmedidas, sensibles…
El cerebro no contiene ningún defecto. No le falta ni le sobra nada. Sus redes y circuitos son los mismos que los de un cerebro sin dolor.
Lo que ocurre es que actúa de manera equivocada.
La persona con dolor posee un cerebro normal que, a pesar de ello, está tomando decisiones erróneas, alarmistas. Conocer cómo funciona nuestro organismo, nuestro cerebro es sin duda un paso, quizá el más importante, para entender por qué sentimos dolor.
Información de: www.quo.es/ciencia/que-es-el-dolor
http://www.baires-salud.com.ar
Imagen de: www.canstockphoto.es, http://www.pizap.com/gallery/mypizap

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada